Noticias

 

 

 

 

LECHE DE ALMENDRAS TRADICIONAL.

 

Esta leche de almendras está elaborada según al fórmula tradicional y está pensada para los amantes del sabor de toda la vida. Es de origen 100% vegetal y conserva todas las vitaminas, minerales y fibras propias de la almendra.

 ORIGEN Y ELABORACIÓN

 Bebida elaborada con almendra dulce tipo marcona, una de las variedades más sabrosas de la zona mediterránea.

 Se obtiene de moler la almendra seca pelada y se mezcla con agua de manantial para prensarla y licuarla posteriormente.

Un pequeño porcentaje de lecitina de soja y sal marina ayudan a estabilizar la bebida, y se endulza con azúcar de caña.

 PROPIEDADES

  La leche de almendras tiene un color blanco claro y traslúcido y un sabor muy dulce y cremoso. No contiene ningún tipo de conservante o colorante añadido. Es equilibrada y energética, se puede tomar sola o usar como base o ingrediente culinario.

 Tiene un bajo valor proteico, idóneo para complementar un aporte básico de otras proteínas de origen vegetal o animal.

 La leche de almendras posee un alto porcentaje de ácidos grasos insaturados (90%) que mejoran la salud del corazón y sistema circulatorio.

 La almendra tiene una importante cantidad de vitaminas, especialmente vitamina E con gran efecto antioxidante, vitaminas del grupo B que mantienen en condiciones el sistema nervioso y regulan la producción hormonal, y minerales como el potasio, fósforo, magnesio, calcio, hierro, y zinc indispensables para la regeneración ósea y actividad muscular y cerebral.

 Su aporte en fibra alimentaria ayuda a proteger las paredes intestinales y el colon, a regular el tránsito intestinal y controlar la absorción de azúcares y colesterol, reduciendo el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

 No contiene lactosa, caseína, gluten o colesterol.

 RECOMENDACIONES

 Ideal para personas que buscan alternativa a la leche de vaca, por causa de alergia a la caseína, intolerancia a la lactosa, al gluten, exceso de colesterol y triglicéridos o para personas que no consumen alimentos de origen animal.

 Ayuda a realizar digestiones ligeras, reduciendo la hinchazón abdominal.

 Indicada en etapas de crecimiento, adolescencia, menopausia, embarazo y edad avanzada, donde es indispensable el calcio y fósforo para el desarrollo óseo y de tejidos.

 Ayuda a la prevención de la osteoporosis.

Muy útil en postoperatorios o casos de desnutrición, por su alto nivel nutritivo, remineralizante y de fácil digestión.

 Para personas con problemas intestinales, reduce la inflamación y protege las mucosas del intestino.

 En periodos de lactancia estimula a la formación de leche materna debido su efecto galactógeno.

 Es una opción indispensable a tener en cuenta en situaciones de desnutrición o ayunos, por su fácil digestibilidad y gran aporte de nutrientes.

 Ayuda a recuperar episodios de vómitos o diarreas y a reducir la irritación del estómago en trastornos gastrointestinales o síntomas de dispepsia, por su contenido en potasio.

 Aconsejable en casos de hipertensión arterial, afecciones renales, retención de líquidos y cirrosis hepática, debido a su bajo nivel de sodio.

 Es una alternativa para personas con disfunción tiroidea (hipotiroidismo) que no pueden tomar leche de soja.

 No es recomendable en personas con diabetes debido al nivel de azúcar que contiene.

 Se recomienda controlar el consumo regular para limitar la ingestión de azúcar de manera habitual.

LECHE DE ALMENDRAS CON FRUCTOSA

 La Leche de Almendras Almendrola con Fructosa es para aquellos que necesiten reducir sus dosis de azúcar, pero no quieran renunciar al sabor auténtico. Es una magnífica opción para aquellos que padecen de trastornos metabólicos, alérgicos o bien de intolerancias alimentarias.

 ORIGEN Y ELABORACIÓN

Bebida elaborada con almendra dulce tipo marcona, una de las variedades más sabrosas de la zona mediterránea.

 Se obtiene de moler la almendra seca pelada y se mezcla con agua de manantial para prensarla y licuarla posteriormente.

 Un pequeño porcentaje de lecitina de soja y sal marina ayudan a estabilizar la bebida, y se endulza con fructosa.

 PROPIEDADES

 La leche de almendras tiene un color blanco claro y traslúcido y un sabor muy dulce y cremoso. No contiene ningún tipo de conservante o colorante añadido. Es equilibrada y energética, se puede tomar sola o usar como base o ingrediente culinario.

Su contenido calórico y energético (58 Kcal/100g) se debe mayoritariamente al aporte de hidratos de carbono y azúcares naturales (fructosa) presentes en la almendra.

 Tiene un moderado valor proteico, idóneo para complementar un aporte básico de otras proteínas de origen vegetal o animal.

 La leche de almendras posee un alto porcentaje de ácidos grasos insaturados (91%) que mejoran la salud del corazón y sistema circulatorio.

 La almendra tiene una importante cantidad de vitaminas, especialmente vitamina E con gran efecto antioxidante, vitaminas del grupo B que mantienen en condiciones el sistema nervioso y regulan la producción hormonal, y minerales como el potasio, fósforo, magnesio, calcio, hierro, y zinc indispensables para la regeneración ósea y actividad muscular y cerebral.

 Su aporte en fibra alimentaria ayuda a proteger las paredes intestinales y el colon, a regular el tránsito intestinal y controlar la absorción de azúcares y colesterol, reduciendo el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

 Como alternativa al azúcar de caña se utiliza fructosa para endulzar la bebida, puesto que es mejor tolerada por los diabéticos al no incrementar tanto los niveles de glucosa en sangre.

No contiene lactosa, caseína, gluten o colesterol.

 RECOMENDACIONES

 Ideal para personas que buscan alternativa a la leche de vaca, por causa de alergia a la caseína, intolerancia a la lactosa, al gluten, exceso de colesterol y triglicéridos o para personas que no consumen alimentos de origen animal.

 Ayuda a realizar digestiones ligeras, reduciendo la hinchazón abdominal.

 Indicada en etapas de crecimiento, adolescencia, menopausia, embarazo y edad avanzada, donde es indispensable el calcio y fósforo para el desarrollo óseo y de tejidos.

Ayuda a la prevención de la osteoporosis.

 Muy útil en postoperatorios o casos de desnutrición, por su alto nivel nutritivo, remineralizante y de fácil digestión.

 Para personas con problemas intestinales, reduce la inflamación y protege las mucosas del intestino.

 En periodos de lactancia estimula a la formación de leche materna debido su efecto galactógeno.

 Es una opción indispensable a tener en cuenta en situaciones de desnutrición o ayunos, por su fácil digestibilidad y gran aporte de nutrientes.

 Ayuda a recuperar episodios de vómitos o diarreas y a reducir la irritación del estómago en trastornos gastrointestinales o síntomas de dispepsia, por su contenido en potasio.

 Aconsejable en casos de hipertensión arterial, afecciones renales, retención de líquidos y cirrosis hepática, debido a su bajo nivel de sodio.

Es una alternativa para personas con disfunción tiroidea (hipotiroidismo) que no pueden tomar leche de soja.

 Se recomienda controlar el consumo regular para limitar la ingestión de fructosa de manera habitual.

BEBIDA DE AVENA CON ALMENDRAS

 La bebida de avena con almendras es una perfecta combinación del sabor dulce de la avena con el intenso carácter de la almendra. Perfecto complemento para tu dieta, pues aporta los beneficios propios de la avena y de la almendra.

 ORIGEN Y ELABORACIÓN

 Se elabora a partir de grano de avena integral descascarillada, de cultivo ecológico procedente de países de la Unión Europea, y almendras de cultivo ecológico de la zona mediterránea.

Después de remojar, cocer y moler la avena pasa por un proceso enzimático necesario para cortar los almidones, así se hace más digestiva, sabrosa y rica en glúcidos de absorción lenta.

Seguidamente se añaden las almendras dulces, peladas y se tritura todo junto, con un pequeño porcentaje de sal marina y lecitina de soja que ayudan a estabilizar la bebida. Se endulza ligeramente azúcar de caña orgánico.

 PROPIEDADES

 Antiguamente la avena se utilizaba para alimentar a los animales, pero hoy sabemos que tiene propiedades muy beneficiosas para el ser humano como cualidades energéticas, nutritivas y terapéuticas.

 Tiene un color claro, ligeramente tostado. Su dulzor y cremosidad natural le otorga un delicado y agradable sabor a cereal, suave y neutro. La almendra le aporta su sabor característico de fruto seco que combina y complementa perfectamente el de la avena.

 Es la más nutritiva de todas las bebidas vegetales por su riqueza en hidratos de carbono, proteínas y grasas insaturadas, pero especialmente por sus vitaminas, minerales y fibra alimentaria. Su valor energético y nutricional ayuda al organismo a reponer fuerzas, aliviando la sensación de cansancio y apatía.

 Al ser un producto de origen vegetal no contiene lactosa ni caseína. La avena es un cereal que produce menos alergias al gluten que el trigo, la cebada o el centeno porque no contiene gliadina, pero sí contiene avenina, que podría ser un inconveniente para las personas intolerantes a dicho componente.

 La avenina, por otro lado, ejerce efecto sedante en el sistema nervioso, disminuyendo la sensación de estrés, insomnio, retención de líquidos y tensiones digestivas de efecto nervioso.

También contiene una sustancia estimulante llamada avenosa que restaura la energía a personas con mucho desgaste calórico como deportistas y trabajadores que realizan gran esfuerzo físico.

 La combinación de almendras con avena potencia el sabor de la bebida e incrementa su valor nutricional.

 Es una bebida equilibrada, con un porcentaje del 1,7% en proteína total, y aunque esta no sea de alto valor biológico, usual en todos los vegetales, tiene una buena composición de aminoácidos esenciales que ayudan a crear y reponer los tejidos corporales.

 Tiene un 2,9% de grasa básicamente insaturada (90,3%), lo que beneficia nuestra salud cardiovascular.

 Un 8,4% de su contenido son hidratos de carbono de fácil absorción como el almidón, que se encuentra hidrolizado y hace más digestible la bebida liberando energía de forma lenta y constante.

 Posee un importante contenido (0.7%) en fibra insoluble que ayuda a incrementar la sensación de saciedad y a reducir colesterol, y fibra soluble como los betaglucanos que sirve para regular el tránsito intestinal y favorecer la flora intestinal beneficiosa. Contiene mucilagos que generan mucosas reparadoras de los tejidos internos y reduce las afecciones de piel y uñas.

 La avena estimula el sistema nervioso y el metabolismo, mejora la función de las glándulas tiroides y el páncreas ayudando a mantener los niveles de glucosa en sangre o un índice glucémico más constante.

 El grano de avena, junto con la almendra, tiene un gran aporte de vitaminas, especialmente del grupo B, que calman y fortalecen el sistema nervioso, disminuyendo la ansiedad y efectos del estrés, ayudando a serenarse y a combatir la retención de líquidos, así como vitamina E con gran efecto antioxidante. Además contiene gran cantidad de minerales y oligoelementos como el magnesio, fosforo, potasio, calcio, hierro, cobre, zinc y azufre, que relajan los nervios, favorecen la actividad cerebral y evitan el decaimiento.

 RECOMENDACIONES

 Excelente para la gente que decide cuidarse, a cualquier edad.

 Puede tomarse fría o caliente, sola, con café o cacao. Es un buen complemento de los cereales del desayuno

 Para su uso en cocina al confeccionar cualquier receta dulce como batidos helados, natillas, gelatinas …

 Ideal para personas que buscan una alternativa a la leche de vaca, por padecer alergia a la proteína animal (caseína) o debido a la intolerancia a la lactosa.

 En casos donde cuesta digerir la bebida de soja, ya que al ser legumbre puede producir hinchazón, pesadez o flatulencias.

 En situaciones de astenia y personas convalecientes.

 Para estudiantes o personas que realizan un importante esfuerzo mental o físico como deportistas, escolares o para mejorar el rendimiento laboral.

 Es situaciones de colesterol elevado o problemas cardiovasculares.

 Para mejorar afeccciones digestivas como gastritis, estreñimiento o diverticulosis

 Para personas estresadas o que padecen insomnio y alteraciones digestivas de origen nervioso.

 En dietas de adelgazamiento, diabetes e hipotiroidismo. No es aconsejable en hipertiroidismo.

 Recomendado para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, puesto que incrementa la producción de leche.

 Es una ayuda a las parejas que desean incrementar los niveles de fertilidad.

 Es necesario realizar una alimentación variada y rica en otros alimentos que aporten suficiente calcio, hierro y proteína para compensar posibles carencias de dichos nutrientes.

   COMIDA ÁRABE, MIL Y UN SABORES PARA DISFRUTAR

 Es una de las gastronomías más diversas del mundo, donde cada platillo tiene un componente que lo identifica por país, pero conservando la esencia de lo que significa la cocina árabe.

En un delicioso equilibrio de productos que exaltan hasta el más exigente de los paladares, la gastronomía árabe tiene el componente saludable de la dieta mediterránea y la exótica inclusión de especias provenientes de la India.

Todos los Estados árabes del Golfo, Península Arábica y los del norte de África se identifican alrededor de la mesa con estos manjares que representan abundancia, donde las verduras y los granos son protagonistas

 

COMIDA ARABE

Si eres amante de la comida árabe y te gustan los sabores diferentes tienes que probar esta receta especial: shawarma de pollo. Es práctica, rápida y diferente. Consiste en finas láminas de carne, en este caso de pollo, acompañadas por vegetales y envueltas en pan de pita. Es ideal para agasajar a tus amigos y seres queridos. O también para una cena original con tu pareja.

El shawarma tiene su origen en Medio Oriente. También podemos encontrarlo en Turquía con el nombre de doner kebab y en Grecia, gyros. En muchos países del mundo se hizo popular como comida rápida.

Es muy nutritiva. Incluye casi todos los grupos alimenticios necesaros para una alimentación saludable: carne, pan, verduras y también hortalizas. Aunque puedes combinar los ingredientes de mil maneras, acompañándolos con distintas salsas. En este caso, además, utilizaremos tahini (puré de sésamo).

SHAWARMA DE POLLO.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de cilantro molido
  • 1 cucharada de comino molido
  • 1 cucharada de cardamomo molido
  • 1 cucharada de chile en polvo
  • 1 cucharadita de pimentón ahumado
  • Jugo de 1 limón, dividido
  • 1 diente de ajo grande, rallado o cortado en trozos pequeños
  • 5 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • 4 pechugas de pollo deshuesadas y sin piel
  • 1 cebolla grande en rodajas
  • 1 pimiento rojo en rodajas
  • 1 pimiento amarillo, cortado
  • 1/4 taza de tahini
  • 1 1/2 tazas de yogur griego
  • 4 panes pita

Preparación:

Precalienta una parrilla o plancha para cocinar en la hornalla.

En un tazón, mezcla el cilantro, el comino, el cardamomo, el chile en polvo y el pimentón. Luego incorpora el jugo de medio limón, el ajo y unas 3 cucharadas de aceite de oliva y revuelve hasta que la mezcla sea similar a una pasta. Unta la mezcla en todo el pollo hasta que esté bien cubierto.

Traslada a la parrilla o plancha y cocina de cada lado por 6-7 minutos, hasta que la carne esté cocida. Retira de la parrilla y corta el pollo en finas rebanadas.

Precalienta una sartén grande a fuego medio alto, pon dos cucharadas de aceite. Cuando esté a punto incluye las cebollas y los pimientos, luego sazona con un poco de sal y pimienta. Cocina, revolviendo frecuentemente, durante unos 5 minutos hasta que las verduras comienzan a marchitarse.

Una vez que las cebollas estén listas harás la salsa de la siguiente manera. En un tazón, combina el jugo del limón restante, el tahini, el yogur, un poco de sal y un chorrito pequeño de aceite de oliva. Mezcla para integrar los ingredientes.

Coloca las pitas en la parrilla para calentarlas y dorarlas, alrededor de 1 minuto por cada lado.

Para armar el plato coloca algunos trozos de pollo cortado en cada pan de pita, arriba incluye la mezcla de condimento, luego la cebolla y por último una porción abundante de salsa de yogur y tahini.

¡Listo! Disfrutalo con buena compañía y una sabrosa bebida.

 

 

POLLO ASADO CON SUMAC, TOMILLO Y LIMÓN.

Este plato es facilísimo de hacer, muy rápido, y la combinación de sabores es adictiva. Lo único es que lleva sumac, también llamado zumaque que lo encontraras en nuestra tienda.

 Ingredientes para 2 personas

  •  1/2 pollo troceado
  •   1 cebolla cortada en láminas
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de paprika.
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1 cucharada sopera de sumac
  • 1/2 limón confitado en sal, cortado en finas láminas
  • 100 ml de agua
  • 1 cucharadita de sal
  •  Una pizca de pimienta negra molida
  • 1 cucharada sopera de tomillo
  • 25 gr de piñones

 En un bol grande, mezclar el pollo troceado, la cebolla, el ajo, el aceite de oliva, la paprika, la canela, el sumac, el limón confitado, el agua, la sal y la pimienta. Dejarlo marinar de 30 minutos a 1 hora. Precalentar el horno a 200ºC. Transferir el pollo a una fuente, rociándolo con el aceite del marinado, espolvorear con el tomillo, y asar durante 40 minutos, hasta que el pollo esté doradito.

Mientras tanto, tostar los piñones en una sartén.Servir el pollo con los piñones por encima, acompañado de una salsa de yogur.

 

 

PASTEL DE POLLO AL ESTILO ÁRABE

 Ingredientes para 4 personas

  • 1 pechugas de pollo
  • 50 g de mantequilla
  • 2 cebollas
  • 1 ramito de perejil
  • 1 palo de canela
  • 6 huevos
  • 150 g de almendra cruda
  • 1 cucharada sopera (rasa) de azúcar
  • Aceite de oliva, agua, pimienta rosa y sal.
  • 1 cucharada de siete especias árabes
  • 1 cucharada de Jengibre
  • 1 cucharada de mezcla ajo y perejil

Lavar, secar y salar la pechuga de pollo, en una tartera con un fondo de aceite de oliva, colocar los trozos de pollo.

Untar el pollo con las cucharadas de ajo y perejil, jengibre y siete especias árabes.

Sobre el pollo colocar las rodajas gruesas de cebolla, la mantequilla, el perejil y el palo de canela. Salpimentar ligeramente.                                                                                                                                                                                                            Semicubrir todos los ingredientes de la tartera con agua.

Dejar cocer hirviendo lento durante una hora y media hasta que casi se consuma el agua pero que aún quede algo de ella convertida en salsa.

Dejar enfriar, si puede ser hasta el día siguiente mejor.

Retirar todos los huesos al pollo y desmecharlo. Mezclar la carne de este con todos los ingredientes de la tartera menos el palo de canela. Tiene que quedar una mezcla jugosa.

Batir los huevos y hacer dos tortillas poco cuajadas del tamaño del molde que vayamos a utilizar

En un molde de horno y de aro colocamos una primera capa de trozos de pollo con su verdura y su salsa.

Encima, la primera tortilla, sobre la tortilla  la segunda y última capa de pollo con su cebolla y salsa correspondiente y terminamos con otra tortilla para cubrir el pastel.

Tostamos la almendra cruda en un fondito de aceite.

Picamos la almendra ya tostada y la mezclamos con la cucharada de azúcar

Cubrimos con esa mezcla el pastel de pollo y horneamos unos 15 minutos a 180º hasta que la almendra se dore. Retiramos del molde y servimos.

Acompaña este pastel con unas patatas cocidas enteras con un poquito de aceite de oliva virgen, sal y tomillo aunque una ensaladita verde también le iría estupendamente.